Museo del Calzado Jose María Amat Amer

Últimas noticias

BLOG DEL MUSEO

Interrogantes sobre el futuro de la moda tras el coronavirus

Interrogantes sobre el futuro de la moda tras el coronavirus

20 Abril 2020

 

La rápida propagación del coronavirus ha golpeado a la industria de la moda de tal forma que ha logrado interrumpir todo el sistema. La cadena se ha roto y la caída vertical de ventas ha sido global. En una medida extrema por contener la pandemia, los mercados occidentales se vieron forzados a cesar su actividad. Los locales comerciales cerraron sus puertas y oficinas. Miles de empleados se quedaron sin trabajo. Morgan Stanley estima que por el impacto de la cuarentena el tráfico en los locales comerciales de ropa bajará alrededor de un 40% este año, más que ningún otro sector de ventas comerciales. El efecto de la crisis en la industria de la moda ha sido salvaje y ha arrasado  con todo.

Con tanta incertidumbre por delante, la mayoría de las órdenes de compra a los fabricantes han sido canceladas, y las marcas se han visto obligadas a parar su producción y en muchos casos el personal ha sido suspendido o despedido.

Cuando el mercado abra sus puertas nuevamente, habrá tal exceso de inventario no vendido, que las tiendas se verán obligadas a liquidar todo con descuentos como los que hemos visto en la crisis financiera del 2008. ¿Se necesita tanto exceso de producto? Robert Burke, consultor de moda y ex director de la tienda Bergdorf Goodman de New York, dijo que habrá ¨un ajuste en el tamaño de las colecciones” y agregó que  habrá menos piezas, creadas solo para los desfiles de temporada¨.

Este es el ciclo natural de la economía después de las grandes guerras, un movimiento que se traduce también en la moda. Si muchos comparan la crisis sanitaria mundial del coronavirus con una guerra, ¿cómo será la moda de los próximos años? Relajación, practicidad o eliminación de los excesos son algunas de las tendencias detectadas por los analistas. ¿La diferencia con el pasado? Ahora las reglas no las marca el lujo, sino la gran distribución.

“La gran distribución se alineará con el lujo ya que la vanguardia no se divide por poder adquisitivo, sino por valores compartidos”, explica Javier Plazas, analista de tendencias y consultor de moda. “En un mundo global, los riesgos y las oportunidades son globales”

Tras la crisis actual del coronavirus, los expertos coinciden que la pauta de reacción a la situación social será la misma, “pero a más velocidad”. Las condiciones de la crisis actual son diferentes, “porque el mundo cuenta con un factor que antes no existía: la hipercomunicación”, según el periodista y crítico de moda Pedro Mansilla , y ya no es la alta costura quien dicta las tendencias, sino los grandes grupos de distribución.

Para Silvia Ortega, consultora de moda y lujo, se experimentarán dos fases en la moda tras la crisis del coronavirus. En la primera, “buscaremos recuperar el tiempo perdido con nuestros seres queridos y lo social y experiencial estarán en nuestra lista de prioridades”. “En una segunda fase, a medida que pase el tiempo y se recupere la normalidad, la indumentaria irá cobrando relevancia y la moda recobrará su razón de ser como expresión y vía de disfrute del ser humano”, aclara Ortega.

“Es difícil hacer previsiones sobre lo que va a venir”, destaca Ana Balda, profesora de la Universidad de Navarra. “Seguramente se dejará de hablar de apocalipsis porque la gente tiene ganas de salir a la calle y concentrará sus fuerzas en salir adelante”, añade la experta.

Existen otras tendencias que van a afectar al sector en general según Plazas, que van más allá del diseño. Una de ellas es el impacto en el ámbito de los recursos humanos a la hora de contratación de nuevos perfiles. El experto opina que los perfiles tecnológicos serán los más demandados para trabajar en entornos digitales tras el boom después de la crisis. También en este sentido, Plazas añade que aumentará la contratación de freelances, ya que es probable que se abra una ventana a la colaboración de empresas con profesionales.

La flexibilidad laboral también será una de las consecuencias tras la crisis del coronavirus, ya que esta situación ha dejado ver que no es necesario trabajar desde una oficina, aclara el experto. Plazas también asegura que el modelo de distribución también cambiará tras el confinamiento y generará nuevos conceptos de retail. “Aumentarán las pop ups y también se dará lugar a nuevos conceptos de tiendas experienciales para compensar el crecimiento del ecommerce y generar más experiencias en el punto de venta”.

 

https://www.expofashionmagazine.com/n-/es/21608/interrogantes-sobre-el-futuro-de-la-moda-tras-el-coronavirus?utm_campaign=newsletter&utm_medium=email&utm_source=newsletter1327&id_envio=9257880-2963&id_cms_to_show=21608